Té o infusión de marihuana

En la actualidad muchos se han interesado en añadir cannabis a sus alimentos para experimentar sus interesantes propiedades. Así como han surgido múltiples recetas para comidas y dulces, hoy te traemos una especial y muy simple: Té o infusión de marihuana.

¿Qué debemos tomar en cuenta?

En primer lugar, debes considerar como en toda preparación con cannabis sativa, que las dosis no deben ser excesivas. Para el té de marihuana no necesitarás gran experiencia.

En este caso especial, deberás saber que se distingue de otros métodos de ingesta.

A diferencia de cuando se consume vaporizada (fumada), donde los efectos suelen ser rápidos, en la infusión sucede como en las comidas, más lento, duradero y fuerte. Esto también va para sus efectos psicoactivos.

Por eso te recomendamos que sigas nuestras indicaciones en cuanto a las medidas para evitarte un mal rato o incomodidad. Claro, ya estarías bajo tu propio riesgo, pero aún así, es mejor prevenir.

Por ejemplo, si tomas tu primera taza de té de marihuana debes esperar al menos una hora por sus efectos antes de tomar otra. No te apresures, espera con calma y relájate.

No tomes otra taza antes de que pase al menos una hora y pasen los primeros efectos.

Asegúrate de tener algo de leche entera, mantequilla o aceite para añadirle a la infusión. Esto servirá para que los cannabinoides puedan pegarse y hacer su magia. Es decir, que tu infusión tenga efectos. Solo una grasa será suficiente.

Vegetarianos o veganos

Si eres de la familia vegana o vegetariana, para evitar el consumo animal, tú puedes añadirle aceite vegetal al té de marihuana.

Sirve de oliva, aceite de cáñamo o cualquier otro que te guste. Como mencionamos arriba, solo una grasa será necesaria y esto tiene su razón de ser.

¿Cuál? Que los cannabinoides puedan adherirse mejor a la infusión.

Sin más preámbulos a continuación, te contamos todo para que la prepares tú mismo viendo lo fácil que es. Y por supuesto compartas la infusión con tus amistades. Ya verás cómo claman que les des la receta.

Implementos e ingredientes básicos para el té o infusión de marihuana

¿Qué necesitarás?

Bien, esto es súper simple. Lo único que necesitas es agua, algo de grasa y por supuesto: ¡la marihuana!

Si quieres, puedes sustituir el agua por la leche y ahí estarías matando dos pájaros de un tiro. Sería sólo la leche y la marihuana.

Requerirás:

● Una olla pequeña para hervir el agua o leche.
● Un colador, obviamente para que puedas tomar limpia la bebida.
● 3 o 4 tazas para servirte y a tus amigos.
● Cucharilla.
● Endulzante. (Si gustas, puedes usar miel, azúcar o stevia)
Ahora hablemos de las dosis concretas. Para 3 o 4 tomas necesitarás aproximadamente las medidas siguientes:

Dosis de Marihuana en el té

Marihuana

Aquí dependerá principalmente del cannabis y de ti. Deberás tomar en cuenta, su calidad y su tipo.

Si ya has consumido esta planta antes sabrás que hay personas que no les hace tanto efecto como a otras.

¿Por qué?

Esto pasa porque algunas personas tienen mayor o menor tolerancia según la calidad que tenga el cannabis. Si su calidad es buena, lo más probable es que tenga mejor efecto y por tanto se requiera menos para la preparación.

Recuerda estas reglas:

Si es mayor su calidad, menor será la tolerancia.
Entre menor tolerancia, menor cantidad requerirá.
Y viceversa.

Nuestra recomendación: Comienza desde un mínimo de 0,5 gramos. (En tamaño 1-2cm2)

Una vez lo hayas experimentado con lo poco descubrirás cuál es la medida perfecta para ti.

Agua o leche

Con 1 litro de agua será suficiente. Como arriba te comentamos, también puedes sustituir por leche entera. (si no eres alérgico ni te hace daño).

De este modo, no necesitarás añadir mantequillas ni aceite de ningún tipo. Recuerda: solo hace falta una grasa.

Si vas a usar leche descremada o deslactosada, tendrías que añadir un poco de otra grasa.

Grasa

10 gramos de grasas como mantequilla o aceites. Te servirá cualquier tipo de aceite de tu preferencia. Como el de oliva, o incluso de cáñamo.

Si ya tienes experiencia y consumes cannabis sativa habitualmente, puedes emplear mantequilla de marihuana. Esto añadirá efectos especiales de psicoactivos.

¿Cómo preparamos té o infusión de marihuana?

¿Listo para la acción? Aquí te dejamos una pequeña guía de instrucciones. Con estos simples pasos disfrutarás del elixir de cannabis sativa en la comodidad de tu casa con un delicioso té.

Instrucciones:

1. Desmenuza la yerba. Esto es lo primero de lo primero que necesitas tener preparado. Tiene que quedar muy bien triturada. Para ello puedes usar un cortador especial o grinder. Si tienes en casa un grinder eléctrico será perfecto para esta preparación.
Sino, ya sabes qué puedes ordenar para las navidades. 🙂
2. Hierve el agua o la leche. En caso de que sea la leche, mantén la llama baja para que conserve mejor la grasa. En caso de ser agua, ten apartada la mantequilla.
3. (Una vez hierva el agua o leche) Apaga el fuego y sal corriendo por el colador y la primera taza. Con cuidado que no se te caiga nada, eh.
4. Ahora, vas a colocar los 10 gramos de mantequilla dentro de la taza. (Si es leche obvia este paso)
5. Toma la marihuana y colócala en el colador, casi dentro de la taza.
6. Vierte con cuidado el agua o leche caliente en el colador.
7. Tapa la taza con algo. Una tapilla o plato servirá. La idea es que se concentre la infusión, tal como si fuese una tetera.
8. Keep calm & espera la magia. Con 5 minutos bastarán. Esta espera los cannabinoides se pasarán a la infusión. Si añadiste la grasa, por supuesto.
9. Destapa, retira el colador, y finalmente desecha los restos vegetales.
10. Endulza a tu gusto, sirve para tus amigos y disfruten de esta bebida sensacional.

Comparte

Esperamos hayas disfrutado mucho esta receta de té de marihuana que es simple y además saludable. Comparte la receta y déjanos tus comentarios o consultas.

Mantente atento a nuestras próximas publicaciones donde te contaremos más maneras interesantes de usar el cannabis sativa.

Categorías noticias

Deja un comentario