Mantequilla de Marihuana

Hoy te traemos otra maravillosa receta de nuestra yerba favorita. Ni más ni menos que ¡mantequilla de marihuana! Te enseñamos cómo hacerla y verás qué fácil es.

Además, la mantequilla de marihuana es muy funcional. Puedes comerla con diferentes alimentos de la manera en que quieras untar.

Muchas personas aseguran que sus efectos son parecidos al de la infusión de marihuana. No obstante, aquí te explicamos más a detalle su verdadero funcionamiento.

Cómo preparar mantequilla de Marihuana

Como la mantequilla común, la mantequilla de marihuana también te servirá como ingrediente para preparar otras recetas muy sabrosas.

Para muchos y sobre todo, experimentados en cocina cannábica se ha vuelto esencial para incrementar el sabor y potenciar efectos. Además, por su versatilidad, es una modalidad muy recurrente para los amantes del cannabis.

Aprovechar la cosecha al MÁXIMO.

Si la vida te da marihuana, haz mantequilla de marihuana.

Cuando somos cultivadores, la cosecha es motivo de una emoción incomparable. Es como el parto después de tantos meses de embarazo. Más cuando se trata de recoger los frutos del cariño y esfuerzo que junto a nuestra planta hemos invertido.

No queremos que se pierda nada. Y es por eso, que cuando realicemos la poda, podremos utilizar los recortes para preparar nuestra receta especial. Recuerda que si la cultivas, también debes hacer el Lavado de Raíz. ¿No sabes qué es? Mira aquí.

¿Qué usaremos? Las hojas resinadas, esas que quedan especialmente secas. E incluso nos vendrá bien incluir cogollos para la mezcla.

Abajo te contamos cuáles son los pasos para que te quede fenomenal.

 Perfecta para dosificar

Hacer la mantequilla de marihuana te ofrece muchas ventajas entre las cuales, figura dosificar a la perfección nuestro consumo.

Esto te permitirá un control y estabilidad a la hora del consumo, porque así sabes exactamente cuál es tu medida ideal diaria.

Aprovecha sus efectos al MÁXIMO

Cosa que no suele pasar con las dosis que fumamos porque durante el proceso de combustión se pierde la mayor parte del THC.

Por si no lo sabías, cuando fumamos se pierde aproximadamente el 60% de la composición cannábica. Sin embargo, si preparamos bien una receta para comer, degustaremos a plenitud de la marihuana. Y sobre todo disfrutaremos al 100% efectos desde la primera probada.

Recuerden que los efectos de la marihuana ingerida pueden tardar entre media hora, una hora y hasta 3 en hacer sus efectos.  A diferencia de la fumada, que suele mostrarse pronto, el proceso aquí, así como tarda en llegar, dura mucho más. Vale la pena, ¿a que sí?

Precaución

Los efectos psicoactivos son mayores, así que tomen sus precauciones, comenzando siempre con bajas dosis y aumentando en cada experiencia.

Para novatos y expertos

Si eres de los que siempre se lía al fumar marihuana, porque no le has tomado bien el rollo no te preocupes más.  Lleva las cosas con calma que ya aprenderás… Y nada mejor para seguir disfrutando sus propiedades que comer un poco de maria en tus postres favoritos.

Y si ya eres experto fumando tus rollos, ¡Felicidades! Esta receta también te será genial de aprender por los beneficios en sus efectos potenciados. Además, ya no tendrás que preocuparte por si le pusiste demasiado a una toma, porque al usar la mantequilla de marihuana te facilitará tener el control de la dosis.

Es una opción muy saludable

Todos concuerdan con que ingerir marihuana es sino la mejor, una excelente forma de consumirla. Siempre que no te excedas de las dosis, claro está.

Particularmente porque te evitas el humo de la combustión que se produce al fumarlo. Esto último, que prácticamente es uno de los daños más que se señalan.

Precisamente por ello, la mantequilla de marihuana figura, como otras formas de consumo, incluso una opción para uso medicinal. Tal como los aceites de cannabidiol.

¿Cómo hacer Mantequilla de Marihuana?

Recuerda que te serán útiles tanto los cogollos como las hojitas, esas que tienen más resinas. Esta mezcla te ayudará aprovechar mejor tus recortes y guardar lo mejor para fumarlo u otra receta como el vodka de marihuana o té.

Implementos

  • Tijeras o cuchillos para cortar la yerbita.
  • Un cazo.
  • Un cucharón para remover.
  • Recipiente hermético de vidrio o plástico.

Ingredientes:

  • 250gr de mantequilla. (La mantequilla salada tiene mayor punto de fusión)
  • 500ml de agua
  • 25-45gr de marihuana. (Puedes usar 14g de cogollos pequeños y el resto de hojas con tricomas.)

Preparación:

  1. Lo primero de lo primero es tener listos y apartados nuestros recortes.
  2. Luego, pon a hervir la hierba en agua. Es sumamente importante mantener la llama baja, que se cocine a fuego lento. Déjalo ser durante unos 20 minutos.

¿De qué sirve esto?

  • Limpiará la yerba de impurezas.
  • Quitará el sabor de clorofila.
  • Ayuda a mantener las propiedades. Cuando la marihuana se mantiene en agua, no suelta sus THC.
  1. Cuela la marihuana y desecha el agua con que la has hervido. Mantén la yerba reservada para luego.
  2. La hora dorada. Es el turno de la mantequilla, también necesitarás hervirla a fuego lento. Checa que se haya derretido muy bien quedando sobre el agua.
  3. Agrega la hierba en la mantequilla con mucho amor y no la dejes sola. O sea, remuévela durante todo el tiempo que puedas hasta quedar suficientemente integrada y homogénea.

¿Cuánto tiempo?

Un mínimo de 30 minutos. Sin embargo, para que suelte muy bien su jugo, se recomienda una cocción de 1 hora. Algunos lo hacen durante mucho más tiempo para asegurar mayor calidad. Agregando un 50ml de agua cada hora.

Notarás que los colores se mezclan como en una paleta de pintura, dando a relucir un verdecito curioso. Esto dependiendo del color de nuestra hierba, un poco más o menos oscuro.

  1. Busca el colador nuevamente y cuela tu sagrada mezcla. Así, se filtrará solo la mantequilla de marihuana sin restos de hojas. Viértelo en el recipiente hermético.
  2. Déjalo reposar en temperatura ambiente al menos 2 horas.
  3. Mételo al refri durante un día entero (24 h).
  4. ¡ESTÁ VIVA! Sácala para confirmar su estado (debe quedar flotando) y separar la mantequilla de marihuana del agua. De nuevo el colador.
  5. Ya tendrás tu cannabutter firme, verde y feliz perfecta para untar en una tostada o preparar tus recetas glamurosas.
Categorías noticias

Deja un comentario